jueves, 3 de septiembre de 2015

Ser como una mariposa


Heavenletter # 5.391 Publicada el 28 de agosto 2015




Dios dijo:



Querido, puedes ser como una mariposa que vuela libremente sin ningún obstáculo que se interponga, si omites a la resistencia para expresar a los verdaderos sentimientos en tu vida.
Querido, puedes ser como una mariposa que vuela libremente sin ningún obstáculo que se interponga, si omites a la resistencia para expresar a los verdaderos sentimientos en tu vida.

Con esto te quiero decir que te deshagas de los resentimientos afines con las circunstancias que te hirieron.

Suelta la resistencia, para que lo que te ocurra en la vida no te signifique un impedimento.

Algunos hábitos comunes a tu realidad están diseñados para ensalzar la personalidad desde la ilusión al ego, como los halagos que aumentan con humo la sensación de poder personal y te hacen sentir en las alturas.

Sin embargo, una vez superado el efecto de esta falsa estimulación te sientes abatido y herido, al percibir el verdadero sentido disfrazado de atención.

Cariño, no permitas que los sentimientos heridos te sirvan de boya en el Océano de la vida, ya que te significará hundirte en los bajos estados del ego.

Transfórmate en tu propio guía turístico para salir de un mundo donde la infracción ocupa el primer lugar en la lista de la ilusión, para dispararte miedo, culpa, vergüenza y demás asociados.

No sedimentes en el lodo del subconsciente a lo que te desmorona cuando haces el habitual repaso de los sucesos del pasado.

Permítete fluir por sobre la negatividad del mundo, para que evites el dolor y las lágrimas, de manera que aumentes el concepto que tienes de ti mismo.

Tú ya sabes que es importante para una mayor Conciencia de ti mismo, identificas a los accesorios secundarios, e incluso, conoces que no dependes de la bienvenida del mundo para beneficiar tu Ser.

Si miras a tu propia realidad desde esta percepción, podrás sobrellevar la visión ajena y la de aquellos que no te favorezcan.

Aprenderás a Ser tú mismo y podrás trascender a la falsa obligación de beneficiar o sentirse patrocinado por los demás dentro de los parámetros de la Mátrix social.

Te impulsará a salir de la tragedia, ya que tu vida dejará de depender de la receptividad de otra persona, tampoco rechazarás a quienes te exijan más de lo que puedes brindar.

Dejarás de hacer de ti mismo una compensación porque ese alguien carezca de la alegre facilidad de dar con Amor.

Saldrás de las percepciones problemáticas que te hacen esforzarte para caerle bien a quien le desagradas y de la operativa de múltiples modus operandi que te permitan conseguir su aprecio.

Podrás Ser quien eres, sin importar los qué, dónde o cuándo de cualquiera que comparta contigo en un momento dado.

Así evitarás las percepciones, suposiciones y juicios de aquellos que parecen tener el corazón duro, te servirá para no acerar el tuyo con el fin de evitar vulnerarte.

Amados Hijos, sus vidas están diseñadas para que hagan fluir su Ser como una mariposa, no para subir y bajar sus vibraciones al tintín de las manipulaciones de otras personas.







Ser como una mariposa



Querido, me refiero que dejarás de depender de los demás para buscar atención y aprecio afuera, evitarás la desconsideración y el dolor de sentirte despreciado.

Aprende a apreciarte a ti mismo, así dejes de ser una pelota que rebote en la vida, e incluso, seas invencible en las batallas que se presenten en tu Camino.

Con esto no quiero decirte que ingreses en todas las batallas, sólo que no participes de los resentimientos que se disparan mientras se pelean.

Recuerda estas palabras para que dejes de depender tanto de la presencia y necesidad de otras personas en momentos fundamentales en tu existencia, esto vale también para las ocasiones nimias.

Te metes en muchas batallas cuando te resistes a limpiar para eludir tus sentimientos heridos.

No combatas contra otros por más que se burlen de las decisiones que tomaste, ya que todos cuentan con el Derecho del Libre Albedrío, para optar por sí mismos, lo cual todos hacen y no siempre acertadamente.

Tus sentimientos no tienen por qué ser una bola de fuego que dañe tu vida, por el simple hecho de no contar con el favor de los demás.

El que tú consideres a los demás, no significa que deben devolverte en la misma medida o superar lo que diste, porque entonces disminuyes el valor de tu acción.

Otras veces te hablé del valor de dar y recibir con una intención pura emanada del Amor de tu corazón, no como un desprendimiento de la mente ego.

Te retribuyan o no, no revistas a tus actos e incluso el de los demás de obligación, ya que todos no tienen el mismo nivel de generosidad, tampoco son una representación tuya en este sentido.

Te repito, nadie está obligado contigo como tú no lo estás con los demás, ya que todos piensan distinto, porque sus creencias son diferentes.

Simplemente debes Ser quién eres, con total independencia de las graduaciones de la conciencia social.

Cariño, tú sabes que me tienes, que Soy todo tuyo, que te valoro en toda tu magnitud, que Mi Amor por ti es inconmensurable, entonces apóyate en Mí para dejar de buscar el consenso afuera de tu Ser.

Tú eres responsable de tus propios sentimientos, nadie más está capacitado para hacerlo que tú mismo.

Tú creas tus propios estados del Ser, entonces deja que sea tu Ser Superior el que influencie en ti, para que hagas descender Energía de alta vibración a tu Conciencia.

Permítete Ser tú mismo tanto en las pequeñeces, como en lo significativo y cuantioso de la vida, para que puedas fluir a través de todas las circunstancias, sin basarte en lo que otros piensen de ti.

Piensas que todos los eventos son iguales, para que dejes de disfrazarlos de una seriedad impuesta por las limitaciones de la Mátrix.

Si alguien quiere ser generoso contigo desde el corazón, bienvenido sea, lo mismo vale para el caso que muestre tacañería, en ambas situaciones bendícelo con Amor Incondicional desde el precioso centro que compartimos como Uno.

Amados Hijos, busquen fluir con total Libertad en sus Caminos, recuerden que su Ser está diseñado para volar en la Luz como una mariposa, por lo tanto, dejen ir, suelten el lastre de aquello que no les sirve.