domingo, 3 de mayo de 2015

Un hermoso Reino

Heavenletter # 5267 Publicada el 27 de abril 2015




Dios dijo:



Querido, estás aquí en un hermoso Reino llamado Tierra, para servir al Universo.
Querido, estás aquí en un hermoso Reino llamado Tierra, para servir al Universo.

Cuando tú sirves a la humanidad, lo haces Conmigo.

Tú eres simplemente un vehículo en la Tierra, que la recorre a lo largo y ancho.

Lo sepas o no, eres igual a un tren que transita el Camino de la Luz.

Tú eres un Ser liberador que porta el Amor de Dios.

Este Mensaje es para todos, sin excepción, porque Yo estoy presente en el interior de cada Ser único en la Tierra.
Todos los Seres humanos son Ángeles encarnados en una forma terrestre.

Tú y tus hermanos siempre han sido Representantes de Mi Amor, ninguna otra función tiene validez, salvo ésta.

Día y noche, sus vidas son retroalimentadas por Mi Energía y cada uno, sin importar la actividad que desarrolle, son Mensajeros de Dios y la Creación.

¿Qué más pueden Ser salvo ser Dios en la forma hombre?

No importa la misión que estén cumpliendo, el nombre que me den e incluso si no creen en Mí, todos me conocen de una forma predeterminada.

Yo diría más bien que saben que son Uno Conmigo, salvo que no lo recuerdan.

Aunque no lo recuerden, no significa que su ADN sea Divino y que porte Mi Memoria.

Tu ADN es el reflejo de Mi Memoria impoluta, pura y alcanzable.

Tu memoria también es impecable pero no siempre alcanzable.

Estás aquí, en este hermoso Reino llamado Tierra, para buscar esta Memoria que olvidaste temporalmente, pero que ahora está aflorando desde lo profundo de tu Ser interior.

Siempre te digo que necesitas “dejar ir” este pasado y los anteriores.

Sin embargo, en lugar de olvidar el pasado que te atormenta en la superficie de la vida de la Tierra, lo hiciste con la Memoria Divina del Ser.

Amados Hijos, no obstante hayan perdido la Memoria de su Divinidad, Yo continúo siendo su propio Ser y Uds. siguen siendo Yo Soy Dios.




Un hermoso Reino



Querido, podríamos decir que la experiencia terrestre es un cuento de hadas, donde te mantienes encantado o en trance con la vida en la Tierra.

Por instantes te sientes que estás en medio de una selva o atascado en un pantano brumoso, mientras, al mismo tiempo, sigues siendo un exponente de Dios.

Tú representas Mi Verdad, pero temes expresarla y te distraes con las pantallas de la ilusión.

Sin embargo, todo el tiempo eres Mi Representante en este hermoso Reino, donde eres un Ser Divino que está en una experiencia con forma humana.

Tú eres Mi Ser que camina en la Tierra, para encontrar la Divinidad de su Ser.

Un Hijo Amado Mío y hermano de todos Uds., hace tiempo les dijo “buscad y hallaréis”.

Seas consciente o no de ello, estás buscándome y estás cerca del momento que recordarás a tu Ser y cómo eres realmente.

Tu Ser está buscando la Unidad de Nuestro Ser.

En cada célula y aún más profundamente, eres un buscador de la Luz de Dios.

Cuando la Luz de Dios se manifieste, tal vez exclames.

“¿Esto es todo lo que he estado buscando dentro de mí todo este tiempo?
 Ahora Soy lo que he buscado y es inviolable.
Estoy empezando a despertar a la Presencia de Dios en mi interior.
Estoy empezando a despertar y a ver como Dios.
Soñé  largamente en mi interior Contigo, Mi Dios
En este momento he descubierto que todos Somos Uno y que siempre hemos sido Unidad.
Me revelaste que Yo Soy tu Heredero del Paraíso, porque Soy Tú en la Tierra.
Descubrí que no existe nada más que Nuestra Unidad en lo profundo de Nuestros Corazones.
Descubrí querido Dios que cualquier nombre que utilice para llamarte, estoy nombrando Mi Ser.
Te llamé y me respondiste, estoy hablando con tu Ser, porque me contestaste de Corazón a Corazón, que es el mismo que compartimos como UNO.
Te estoy recordando a Ti, mi Querido Ser y he olvido la historia que me inventé y viví.
Encontré que la experimenté como si realmente me hubiera sucedido todo el tiempo, siendo que sólo estaba dormido y soñando una historia fantástica.
¿Adónde voy? ¿Dónde puedo ir, sino de Regreso a Ti? ¿Quién puedo Ser sino Tú, Amado Dios?”


Amados Hijos, todo lo que pueden llegar a ser en este hermoso Reino es la Realización de Mí Ser, para que Regresen como Dios a la Verdad de la Unidad junto a Mí.