martes, 18 de marzo de 2014

Llegará un día que…

Heavenletter # 4856 Publicada el: 12 de marzo 2014



¿Qué insunúas cuando proclamas que no todo en la vida es acerca de ti?

Dios dijo:


¿Qué quieres decir cuando proclamas que no todo en la vida es acerca de ti?



Ciertamente, tú eres el que vive esta vida en particular.

Llegan momentos en los que te parece que tu vida no es esencial.

Naturalmente, tú provienes de un lugar menos restrictivo.

Sin embargo, no te desvíes, no del todo, porque lo que te parece tan importante en la actualidad, mañana dejará de ser tan trascendental.




La lotería de la vida



Llegará el día que toda tu vida se asemeje más a la lotería.

Si no ganas la lotería esta semana, podrías hacerlo la próxima.

¿Quieres ganar la lotería?


Sin embargo no estás muy apegado a la idea.

No es que veas a tu vida como monótona, ni como que carece de valor.

Llegará el día que toda tu vida no será tan repetitiva, ni tan invasiva y se parezca más a un paisaje o a un escenario.

Llegará el día que toda tu vida dejará de estar en primer plano, tal como ahora la percibes.

Tampoco sentirás la necesidad de hacer tantas cabriolas y acabarás por tomártela con calma.





Vida estable sin altibajos



No tendrás la necesidad consciente de sentir la excitación en tu vida:

  • Aun cuando no todo sea maravilloso, todo estará bien.
  • Dejarás de temblar tanto.
  • Va a estar en más afinidad contigo mismo.
  • No tendrás tantos altibajos.
  • Te sacudirás menos porque estarás más equilibrado.


La vida va y viene, sin embargo tú eres eterno y estable.

Sería justo que veas a los altibajos del mundo como parte integrante de la vida.

Serías menos sacudido, incluso no te zarandearías tanto a ti mismo, estarías más armonizado con los problemas, los superarías hasta con gracia y agradecimiento.

Se parecería a un paseo por el parque, porque siempre entras y sales por la misma puerta.


¿Esto altera tus planes?


Tanto a la entrada como a la salida del parque, tú eres la misma persona que lo recorrió.

Tú, eres la misma persona que entró en el parque y la misma que sale, sólo que ahora haa caminado por el parque.


Un paseo por el parque, ¡Eso es la vida!


Tienes la suficiente influencia estabilizadora en tu vida, como para que impacte menos.

Busca saltar menos hacia arriba, para evitar caer en pendiente, siente más como pisas fuerte cuando te encuentras en la cima.

En la vida hazte mucho menos ruido a ti mismo.


¿Dónde está el problema, si la puerta por la que entras siempre está abierta?





Sin preocupaciones por el futuro, ni el pasado



No te preocupes por el futuro, tampoco sigas detenido en el pasado.

En esencia todo es lo mismo, sólo que caminas en una dirección u otra.

¿Acaso no percibes a tu vida como que levantas un pie y luego el otro?



No corras por las escaleras persiguiéndo a la vida, así no tropiezas y caes.

No te dejes influenciar por lo que pasa a tu alrededor, simplemente hazte a un costado.

No siempre te ves en la vida de la misma manera:

  • Algunas veces crees que estás lejos de ella;
  • Mientras otras, cada vez que te permites ser, te parece que te acercas en todo momento.
  • Como consecuencia, en el presente, te preguntas qué impacta grandemente en ti.


¿Entonces cual es el significado?


Para protegerte, buscas compararla con la lluvia, la nieve o el sol de verano y cuando no te parece exactamente igual, quizás sea porque perdió el significado que tenía.





¿Cuál es la prisa?



Cada día te vas a dormir por la noche y siempre te despiertas por la mañana.

Cuando dejes de ser una dispersión del cerebro, al final de cada día en tu vida, no te sentirás tan agotado como algunas veces lo estás.

Podrás dejar de vivir superficialmente, sin aturdimiento, perderás el sentido de urgencia, simplemente no te apresurarás, ni llevarás permanentemente a todo arriba de ti.

Sencillamente la vida ira y vendrá, seguirás su curso sin tantas preocupaciones como antes.  

No hará al hecho exacto de tomar o dejar, aceptar o rechazar, simplemente no la sobredimensionarás como un gran problema.

Tampoco quiere decir que permanecerás indiferente, únicamente no te sentirás cansado, abrumado o sacrificado.  


Y eso es algo bueno, o ¿no?