domingo, 3 de abril de 2016

Guía del corazón


Carta de Dios 03 de abril 2016



Queridos niños:


La lógica de la mente para atender sus asuntos mundanos les viene bien, pero muchas veces les coarta el deseo de volar libres para expresar lo que sienten en realidad, apoyados sólo en la guía de sus corazones y sin sujetar su voluntad a tantas reglas y parámetros limitantes.


La lógica de la mente para atender sus asuntos mundanos les viene bien, pero muchas veces les coarta el deseo de volar libres para expresar lo que sienten en realidad, apoyándose sólo en la guía de sus corazones y sin sujetar su voluntad a tantas reglas y parámetros limitantes.



En cierta medida, pierden la oportunidad de sanarse a sí mismos dejando ir el apego a viejas enseñanzas que los mantienen atenazados a lo que fue y está por venir, con descuido de sus presentes.

Cada día postergan sus sueños basados en falsos arrepentimientos, que los hacen desistir de buscar su propia felicidad para usar las opciones que les permitirán experimentar una libertad interminable, sin cadenas, ni ataduras sociales.

Esto los hace olvidar que recuperan su poder interior auténtico cuando se apoyan en la guía de sus corazones, que les recuerda que su fuerza está en las expresiones de Amor a sí mismos.

El Amor a sí mismos los hace ingresar a la Unidad interior con su propio Ser Superior, que facilita el acceso a las bendiciones presentes en la Abundancia del Universo.

Además les facilita sus transiciones, ya que equilibran su interior utilizando el saber innato que les dice que la Paz, alegría y prosperidad son herramientas valiosas para introducir los cambios que les posibilitarán expandir a sus vidas, la transformación plena de sus Conciencias.

Les recuerda que todos son UNO con Nosotros, su Madre Padre Dios y que la Energía del Amor Incondicional los ayuda a superar el caos interior y les atrae las bendiciones de la Fuente de Todo Lo Que Es.

Amados Hijos, sigan la guía de sus corazones para que alteren las falsas imágenes de sus mentes nutridas por un sentido de separación inexistente que los distrae del alcance de Amor, Paz y prosperidad para sí mismos y los demás.






Guía del corazón



Dulces Hijos, les estamos pidiendo que salgan de la negatividad habitual e incorporen todo aquello que les traerá más positividad a sus existencias, de manera que se ayuden con el cumplimiento de sus misiones y la instalación del Cielo en la Tierra en sus corazones.


Perciban la abundancia primero en sus corazones para que su guía los ayude a manifestar con claridad los deseos del Espíritu, así junto a Nosotros, puedan cocrear un Reino de Amor y Luz utilizando toda la fuerza de su Energía innata.

Este es el momento de dar el gran salto en completa Unidad con su Ser Superior, libre de la asociación oscura con sus egos y la densidad de la ilusión.
Este el tiempo para la instalación de la Era del Amor que dará sentido a sus presentes encarnaciones al transformar el miedo en Amor, la oscuridad en Luz, la horizontalidad en verticalidad, el aprisionamiento mental en ascensión interior de la Conciencia a una nueva realidad del Ser.

El Camino que están transitando lo eligieron en el Cielo y toda la oscuridad que cubre sus corazones y nubla sus entendimientos, sólo es un velo de la ilusión que les impide ver a la Verdad de su Divinidad.

Por fortuna, una gran mayoría está muy cerca de cruzar el Puente Arcoíris a una realidad superior, que luego pondrán al servicio de los demás en el planeta, así consigan salir del modo de supervivencia, depuren su Memoria celular, despierten sus habilidades innatas y creen definitivamente la Nueva Tierra.

Amados Hijos, sin miedo, sin esfuerzo, sin prisa y con calma, comiencen a profundizar y a reconocer en sus procesos de evolución a la valiosa guía que les proporcionan sus corazones cuando necesitan tomar una decisión basada en su libre voluntad, sin las presiones y acorralamientos de la mente ego.


Nos despedimos dejándoles el Poder de Nuestro Amor en sus corazones, mentes y Conciencias para que potencien su Despertar e implementen los pasos finales en sus transiciones.


Los amamos inconmensurable e incondicionalmente, los estamos esperando en sus Centros Sagrados.