sábado, 9 de abril de 2016

El Don de la Felicidad
Carta de Dios 09 de abril 2016




Querido Niño:




El Don de la Felicidad es un Derecho de Nacimiento que traes en cada una de tus vidas y te fue otorgado en el comienzo de todos los tiempos, cuando la Fuente de Todo Lo Que Es creó a todo lo conocido y desconocido por tu actual estado de Conciencia del Ser.

El Don de la Felicidad es un Derecho de Nacimiento que traes en cada una de tus vidas y te fue otorgado en el comienzo de todos los tiempos, cuando la Fuente de Todo Lo Que Es creó a todo lo conocido y desconocido para tu actual estado de Conciencia del Ser.


Durante mucho tiempo, dentro de tu estado inconsciente del Ser, has estado pensando sobre tu regreso a Nosotros, pero tiendes a ver los recuerdos de tus vidas pasadas como una cuestión ajena a tu propia realidad, debido a la programación que lavó tu cerebro y te hace buscar afuera a los medios.

En cierta medida podría decirse que esta búsqueda exterior carece de sentido, porque te condiciona para rechazarte e impide aceptarte por lo que eres en realidad.
Mantiene a tu existencia en un embotellamiento mental que rodea tus percepciones basadas en tal vez, puede ser, quisiera, quizás, sería y muchas más objeciones que no te permiten ampliar la visión a lo verdaderamente superior que se encuentra frente a ti.
Podría decirse que te incapacitas a ti mismo, a través de las creencias de la Mátrix social, para ver en el plano terrenal como algo muy remoto y fuera de tu real alcance, el acceso a las posibilidades divinas siendo que te pertenecen y cuentas con todos los derechos para tomarlas y progresar en cualquier ámbito que desees.

Todo lo que acabamos de describir cubren tus pensamientos de imposibilidades, preocupaciones deseos inconclusos, dificultades que rodean a tus campos energéticos de bajas vibraciones y te sumergen en más inconsciencia.

Por ello, cada vez que escaneas tus probabilidades a nivel consciente, el revestimiento negativo del ego, hace girar las manecillas de tu barómetro psíquico hacia abajo y en lugar de exudar creencia, confianza y auto-empoderamiento lo haces desde una Energía plagada de oscuridad mental.
Prevalece la nubosidad, lluvia, granizo y nieve del Yo inferior, por encima de la Luz y brillo de tu Sol interior, entonces caes en las zarpas del miedo, hastío, desconfianza, infelicidad, angustia, depresión y una lista interminable de emociones negativas con distintos nombres pero con un mismo origen, la mente ego que permanece en un estado completo de separación de tu Espíritu.

Amado Hijo, con todo lo que ya sabes hasta este momento, ¿por qué sigues condicionando tu Ser y desprotegiéndote a ti mismo de experimentar de forma genuina el Don de la Felicidad que te dimos?







El Don de la Felicidad




Dulce Ser de Luz, te simplificarías grandemente tu vida dentro del caos interno y externo si dejarás más espacio en tus pensamientos a lo que te proporciona felicidad, ampliarías el potencial de la alegría, de rebote aumentarías las vibraciones de tu Conciencia individual, serías tu mismo.


Si desde que despiertas hasta que te acuestas te enfocarás más en profundizar lo que te aporta bienestar, en lugar de sudar dudas sobre ti mismo, manejarías casi sin darte cuenta, las herramientas universales de la incondicionalidad.
Podrías brindarte más Amor a ti mismo, a todas tus circunstancias, los demás y la Tierra, porque percibirías al verdadero placer de gozar con una real felicidad emanada del corazón en todo el viaje que haces en tu día a día.
Enfrentarías a los momentos difíciles con una sonrisa y no con amargura e infelicidad, verías con delicia al aprendizaje en tus experiencias y a la necesidad de seguir avanzando por entre el humo superficial de los escenarios efímeros de la dualidad e ilusión.
Reemplazarías a la amnesia por un conocimiento gradual y en constante incremento debido a los susurros de tu Alma, que siempre te guiará hacia una salida de mayor gracia y bien para ti y todos los implicados.
Tu Alma te ayudará a utilizar el Don de la Felicidad para romper los bloques, capa tras capa, que construiste sin darte cuenta dentro de tu estado de ensoñación, a través de la influencia del ego.

Entendemos que tu Camino no sea un lecho de rosas, pero no necesitas dimitir en tu existencia a los condicionamientos insípidos del ego, que pretende por temor, matar de inanición a la Energía de tu Alma e impedir que rodee tu vida del éxtasis de Nuestra Luz.

Amado Hijo, hazle espacio a la Luz de tu Espíritu, impregna de dicha tu vida, introduce en tu existencia a la Incondicionalidad cósmica de tu Don de la Felicidad, así salgas del toque efímero de la ilusión e ingreses en la Abundancia Infinita del Universo.


Te dejamos la Fuerza de Nuestra Voluntad, Conciencia y Espíritu para que negocies con tu Alma nuevos parámetros que te permitan captar las percepciones superiores de la Multidimensionalidad de tu Ser.


Te amamos incondicional, eterna e infinitamente con la Abundancia de Nuestra Fuente de Todo Lo Que Es.